19 oct. 2014

Riocueva 2014, episodio 6: visita correspondida

El 30 de octubre del año pasado parte del equipo habitual de Riocueva giró visita a la cueva del Aspio, un yacimiento en el que se desarrolla un proyecto de investigación dirigido por nuestros amigos Rafael Bolado y Miriam Cubas con el que colaboramos desde su inicio. Desde entonces estábamos esperando ser correspondidos y hoy ha sido el día que han elegido para acercarse a conocer nuestra cueva. Parece ser que ya han terminado sus trabajos de excavación y necesitaban ver cómo otros seguimos en la brega. Sólo ver... porque ninguno se ha acercado a la herramienta. Lo cierto es que, para demostrar que era una visita-visita, han cumplido con las normas mínimas de cortesía que marca el protocolo en estos casos y nos han obsequiado con cruasanes y quesada ¡un detalle! Las visitas siempre son bienvenidas en Riocueva. Les hemos enseñado la caverna, les hemos explicado el yacimiento y lo que en él aparece y, por supuesto, les hemos avanzado nuestra interpretación para el uso sepulcral de la cueva en época visigoda. Una de las cosas que más les ha llamado la atención ha sido la cantidad de metros cuadrados de excavación que hemos sido capaces de abrir en estas dos campañas y pico de actuaciones arqueológicas, cosa que se agradece porque, sobre todo lo que corresponde a 2013, es es resultado de mucho trabajo con muy poca gente.

El equipo del Aspio en el último tramo de la galería de Riocueva
Todos atentos a la explicación del yacimiento
En otro orden de cosas, al margen de la nota social, la excavación ha seguido su curso con paso firme. Hemos terminado por fin con el Sondeo 7 y también se ha agotado el sedimento en uno de los cuadros del recién estrenado Sondeo 2. Como no podía ser de otra manera, incluso en la última limpieza del Sondeo 7 ha aparecido algo de panizo «apegotado», aunque no tenía entidad suficiente como para reclamar la atención del fotógrafo. A cambio, y como ya avanzábamos ayer, en la criba a seguido recuperándose cereal carbonizado de otras especies, convirtiendo el registro arquebotánico en algo parecido al recubrimiento de esos panes multicereales que venden en las panaderías modernas.

Última limpieza del Sondeo 7
Cereal carbonizado recién salido en la criba
Por lo que respecta a la ampliación del Sondeo 2, hoy ha servido para que Miguel Ángel, un nuevo voluntario ajeno al «mundillo» que ha querido conocer de primera mano qué es esto de la arqueología y poner su granito de arena en nuestro proyecto de investigación, se estrenase con el paletín. Y ha tenido suerte, porque han empezado a aparecer esos fragmentos de cerámica que estábamos esperando para unir con algunas de las vasijas parcialmente reconstruidas en 2011. La cerámica aparece tanto en el sector en el que estaba el debutante, como en el que estaba el director, que ha encontrado varios fragmentos del fondo de una misma olla. Pero como siempre que sobra gente para excavar él es el «sacrificado» que se va a la criba –para poder reprocharnos lo poco cuidadosos que somos–, han sido Leticia y Vanesa las encargadas de terminar con el primero de los sectores de la ampliación. El sábado caerá el segundo sin mucho esfuerzo, salvo que la cosa se complique.

Miguel Ángel y el director, mano a mano, en el Sondeo 2
El balance del fin de semana ha sido muy positivo. Hemos echado mucho de menos a Helena pero, en palabras del director, «como nos ha preparado la comida, tampoco se nota tanto que no está». Nos está sorprendiendo la riqueza del registro arqueobotánico del yacimiento, muy monótona hasta que hemos abierto el Sondeo 7. Gracias a la colaboración de los nuevos fichajes hemos avanzado con rapidez y estamos muy cerca de cumplir los objetivos planteados. Aunque se ha resistido al principio, ha empezado a salir cerámica en el Sondeo 2, que era lo que suponíamos que iba a suceder. Con un par de fines de semana más la cosa quedará terminada, aunque la semana que viene la es probable que la cosa no avance tan rápido debido a un compromiso ineludible. Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario