7 oct. 2015

¿La vas a publicar?

Ya soy doctor ¡mola! Semana y pico después sigo recibiendo felicitaciones y supongo que algún despistado quede por ahí dispuesto a darme una palmadita en la espalda. Evidentemente, son muchos los que me han preguntado ¿la vas a publicar? Deduzco que se refieren a convertir la tesis en un libro... que es la forma clásica de "publicar". Pues después de darle unas vueltas, no muchas, a la respuesta, la tengo bastante clara. No y sí. Me explico.




Ya me dejó muy claro el tribunal que nadie iba a querer editar un libro de 700 y pico páginas, que habría que recortar. Semejante tarea supone un proceso largo y exige bastante esfuerzo. Al fin y al cabo, se trata de transformar un texto académico en un texto accesible a un público más amplio y eso lleva su tiempo. Conozco casos en los que el proceso ha ocupado años y no me apetece verme así. Además, modificar sustancialmente alguna parte, en concreto el catálogo, desvirtuaría en cierto modo el conjunto. Y sucede, por otra parte, que no soy el «dueño» de una parte significativa de la documentación que se maneja. Hay mucho material inédito cedido por diversos investigadores para la elaboración de la tesis, pero quizá que pase a ser un libro ya no les apetezca tanto. Totalmente comprensible, están en su derecho de publicar el resultado de sus trabajos o de dejarlo en el limbo, bastante paso adelante supone ya que esté recogido en este trabajo académico. Por lo de abreviar el catálogo eliminando las referencias menos relevantes podría pasar, pero lo de eliminar alguno de los grandes yacimientos —pienso en Santa María de Bareyo o San Martín de Elines, por ejemplo— quitaría parte de su interés al asunto.

De modo que por las razones expuestas y algunas otras que no merece la pena detallar, de momento no habrá libro. Prefiero renunciara la adaptación y publicar en revistas especializadas estudios monográficos sobre los asuntos de mayor interés. En profundizar sobre algunos temas sí que me apetece invertir tiempo y esfuerzo.

Eso no quiere decir que la tesis no vaya a estar a disposición de quien la quiera leer ¡faltaría más! Y cómodamente desde su casa, incluso. Gratis y sin moverse del sofá ¿alguna facilidad más se puede poner? Nada de engorrosas microfichas, ni de tener que ir a una biblioteca a sentarse en un rincón. La edición digital de la tesis va a estar disponible en tres repositorios de acceso libre y sin periodo de embargo:
- Teseo base de datos de tesis doctorales del Ministerio Educación, Cultura y Deporte.

- TDR* repositorio cooperativo Tesis Doctorales en Red coordinado por el CSUC.
*Versión recomendada, edición digital no comercial con ISBN.
- UCrea repositorio abierto de la Universidad de Cantabria.
Y si alguno ni siquiera se quiere molestar en salir de aquí, la puede descargar directamente en el enlace que figura a continuación.


 


Por supuesto, también habrá una copia en los portales especializados academia.edu y researchgate.net, faltaría más.

Una cosa está clara: hoy en día, si un trabajo científico no está accesible en internet, no existe. En este contexto y teniendo en cuenta que actualmente la publicación en soporte digital de la tesis es un requisito de obligado cumplimiento ¿tiene sentido invertir tiempo y trabajo en dar forma a un libro que se va a editar en papel, va a tener una difusión más restringida, no va a estar —obviamente— en la red y encima, no lo olvidemos, va a costar dinero? Al editor, que no va a recuperar toda la inversión por mucho que venda, y al lector, que no va a salirle la broma por menos de 30 ó 40 euros en el mejor de los casos. Cuando escriba algo que crea necesario transformar en libro, así lo haré. Para la tesis, de momento, prefiero la edición digital. Al fin y al cabo, también eso es «publicar». Como investigador quiero que mi trabajo tenga la mayor difusión posible, que sea citado, criticado, enmendado, aplaudido u obviado y, sobre todo, que lo sea YA. Apenas han pasado diez días desde la defensa pública y ya está circulando ¿se puede pedir más a una tesis? Vale, sí, que sea «buena». Para eso está también, para juzgarla.

Para cualquier duda, aclaración, comentario... puede ponerse en contacto conmigo enviándome un correo electrónico: egcuenca@gmail.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario