7 oct. 2014

Presentando novedades en el I Encuentro Arqueológico Las Guerras-Ástur-Cántabras

Como anunciamos hace algunas semanas, durante los días 2, 3 y 4 de octubre ha celebrado en Gijón el I Encuentro Arqueológico Las Guerras Ástur-Cántabras, en cuya sección Nuevos descubrimientos teníamos inscritas dos comunicaciones en colaboración con nuestro buen amigo Rafael Bolado, director de las excavaciones en la cueva del Aspio. En esta ocasión no eran las cuevas sino los campamentos romanos de campaña el tema del que tratamos.

Presentando la primera de las comunicaciones
La primera comunicación llevaba por título «Avances en la identificación de nuevos escenarios del Bellum Cantabricum (1): Hacia el corazón de Cantabria» y daba a conocer tres posibles campamentos romanos de campaña en Los Castrucos (Arenas de Iguña-Luena), Pando (Santiurde de Toranzo) y El Cueto (Mazcuerras-Ruente), y una posible defensa romana de grandes fosos en La Cabaña (Santiurde de Toranzo). En todos los casos se trata de identificaciones realizadas a partir de foto aérea y aún no se ha realizado ni una prospección ni un estudio detallado que permitan afirmar con seguridad que se trata de estructuras militares romanas relacionadas con las Guerras Cántabras.

El turno de la segunda comunicación
La segunda comunicación llevaba por título «Avances en la identificación de nuevos escenarios del Bellum Cantabricum (1): ¿Más  cerca del Mons Vindius» y se centraba en la presentación de estructuras posiblemente relacionadas con las Guerras Cántabras identificadas en el límite entre la comarca de Liébana y la Montaña Palentina. Se trata de recintos localizados en el Collado del Vistrio (Pesaguero) y en Castro Negro (Vega de Liébana). Su emplazamiento y el apoyo de la toponimia y de otras fuentes permite conjeturar que las estructuras pueden estar relacionadas con el episodio del Monte Vindio recogido por los autores clásicos.

El debate sobre las ponencias y comunicaciones presentadas cerró la sesión
Ambas comunicaciones, presentadas velozmente por José Ángel, se sumaron en esta sección a otros interesantes descubrimientos realizados en Burgos, Asturias y Galicia. Nos quedamos con ganas de contar más y de saber más sobre lo que aportaban otros investigadores, pero la organización decidió que 10 minutos era tiempo suficiente para exponer estos nuevos hallazgos. El formato del debate, con un turno de preguntas común para todas las ponencias y comunicaciones, nos permitió permanecer «indiscutidos» en nuestras afirmaciones, ya que no hubo tiempo para que nadie plantease dudas u objeciones concretas sobre los yacimiento que presentamos y su interpretación. Habrá que esperar a la publicación de las actas para describir con más detalle los posibles nuevos campamentos y para conocer mejor esos enclaves, que se suman a la cada vez más larga lista de evidencias materiales que las guerras contra Cántabros y Astures dejaron en el norte de la península Ibérica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada