2 oct. 2012

Por tierras de Francia

Como avanzamos días atrás, hemos pasado este fin de semana en tierras francesas presentando los resultados de la excavación de Riocueva y dando a conocer nuestras investigaciones sobre el fenómeno de las cuevas sepulcrales de época visigoda en Cantabria y en el conjunto de la península Ibérica en el 7º Colloque International de Saint-Martin-le-Vieil. El aperitivo a nuestra intervención en el coloquio fue una visita a la villa amurallada de Carcassonne. Estuvimos acompañados por Luis María Gutiérrez Soler, de la Universidad de Jaén, invitado al coloquio para presentar sus trabajos en las cuevas artificiales de Giribaile (Jaén).

Los responsables del Proyecto Mauranus a los pies de la murallas de Carcassonne
Aprovechamos para agradecer desde aquí la invitación y la buena acogida que nos ofrecieron nuestros anfitriones, la centenaria asociación Amicale Laïque de Carcassonne y la asociación local Les Creuzels de Saint-Martin-le-Vieil. Todo el mundo nos felicitó --está mal que lo digamos nosotros, pero así fue y así lo contamos-- por nuestro trabajo, cosa que agradecemos infinitamente, sobre todo viniendo de personas de reconocido prestigio como la arqueóloga medieval Marie-Elise Gardel, directora del coloquio, o el reputado prehistoriador Jean Guilaine, encargado de la presidencia del evento.

No nos extenderemos en más detalles sobre nuestra participación y sobre el intenso fin de semana de trogloditismo medieval, ya habrá ocasión en los días venideros. Sólo un par de retazos: estuvimos visitando las cuevas artificiales o creuzels que hacen famoso al pueblo en el que se celebraba el coloquio, una estructuras excavadas y utilizadas desde la Alta Edad Media; y como agradecimiento por nuestra participación en el evento recibimos un obsequio que incluía una botella de vino de Cabardès en cuya etiqueta figuraba ¡una estela discoidea medieval! Difícil de superar...

Marie-Elise Gardel durante la visita guiada a "Les Creuzels"
Yo no soy de beber mucho vino, pero hay etiquetas irresistibles
Se despidieron de nosotros deseándonos "bonne recherche!" (buena investigación) y esperamos que su deseo se cumpla. Ni que decir tiene que si nos invitan de nuevo, volveremos.

4 comentarios:

  1. Caldos que compartiréis con vuestro abnegado equipo, supongo…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay personas que no acaban de entender el concepto "colaborador desinteresado".

      Eliminar
    2. Déjate de vino. Mejor nos tomamos unas cervezas el sábado y te cuento cómo de buena ha sido nuestra experiencia occitana. Porque ha sido magnífica en todos los sentidos, que quede claro.

      Eliminar
    3. Ya ya, verdes las siegan vamos, maldita patronal....

      Eliminar