24 jul. 2012

¿Acuñó moneda Leovigildo en Amaya?

Hace poco me he encontrado con la publicación de una curiosa moneda visigoda. Ésta:

Según Pliego Vázquez, 2009: 62

Viene recogida en el magnífico (y extenso) trabajo de Ruth Pliego Vázquez sobre numismática visigoda, concretamente en su Tomo I, quien la toma de otra publicación a la que no he podido tener acceso aún. Por ese motivo la información que traigo a esta entrada es bastante escasa y tendrá que ser contrastada y ampliada más adelante.

Nos quedaremos de momento con que se trata de una moneda a nombre del rey Leovigildo (el mismo que tomó Amaya en el año 574 y recuperó el territorio cántabro para el Reino de Toledo) y que, presumiblemente, habría sido acuñada en la ciudad de Amaya: las primeras letras de la inscripción del reverso han sido interpretadas como AMIASIO(S), que sería un étnico relacionado con la ciudad cántabro-romana de Amaia. Se me ocurren dos anotaciones muy breves a esta lectura. La primera, que las letras AMIA podrían leerse perfectamente como AM(A)IA, con lo que tendríamos el nombre completo de la población. Y la segunda, que una posible lectura AM(A)IASIO podría ponerse en relación lingüística con la ceca visigoda de Olovasio, de localización incierta pero que ha sido identificada (sin demasiados argumentos de peso, en mi opinión) con el yacimiento norpalentino de Monte Cildá (muy cercano a Amaya, por cierto).

En cualquier caso, si se confirma que estamos ante un ejemplar auténtico y que no es una falsificación reciente, esta moneda sería una prueba más de la importancia de Amaya en época visigoda: posible capital de la provincia de Cantabria y sede del Dux, posible obispado y, ahora, posible ceca emisora de moneda regia.

Continuará (en cuanto consiga la publicación original).

6 comentarios:

  1. Pues estaremos a la espera de si se confirma que el ejemplar es auténtico.Habria que saber en que contexto arqueológico se encontró dicha moneda y en caso de que fuera una falsificación reciente habría que preguntarse qué motivos se persiguen con una acción de ese tipo.
    Un cordial saludo animándoles en la gran labor divulgativa que están Vds realizando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si consigo dar con la publicación de la moneda mañana en la biblioteca del MUPAC, porque en la de la universidad de Cantabria no la tienen. Acerca del contexto arqueológico, no sé si será el caso, pero muchas de las monedas visigodas que se conocen carecen completamente de él y salen a la luz en subastas de material numismático y/o antigüedades. En cuanto a la posibilidad de que fuera una falsificación, su propio valor en las subastas justificaría una trampa de este tipo (no digo que sea el caso). De hecho, hay ejemplos de falsificaciones ya desde antiguo.

      Saludos

      Eliminar
  2. Ahhhh, que bonito el mundo de las falsificaciones. Me da a mi que va a ser de la ceca móvil de Leovigildo... No te guardes la información que es interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de descubrir que este comentario estaba por ahí guardado como spam. Ya lo siento, Rafa.

      Eliminar
  3. También está por ahí la posible Mave. Tomando todas por buenas (cosa dudosa) sería cronológicamente algo así:
    Amaya (574-586) --> Olovasio (586-610) --> Mave (612-653)
    ¿Un posible desplazamiento hacía la principal vía de comunicación y al llano?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosa e interesante la serie que planteas (no había reparado en esa sucesión, la verdad), aunque me extrañaría que Olovasio y Mave sean dos cecas distintas que están a tiro de piedra una de la otra. Yo es que lo de Olovasio en Monte Cildá no acabo de verlo (me parece que ese yacimiento tiene más posibilidades de ser la propia Mave de las monedas, si es que no es una ceca gallega). Lo que me llama poderosamente la atención de la posible acuñación de moneda en Amaya es que esté restringida al reinado de Leovigildo y no tenga lugar más tarde, cuando la ciudad (o ciudadela, más bien) goce de más importancia política. La única explicación que encuentro, si es que la moneda es buena, es que se trate de una emisión conmemorativa de la toma de Amaya, limitada por tanto a ese momento concreto.

      Saludos

      Eliminar