14 may. 2012

Hace ya una década (2.0)



En el II Encuentro de Historia de Cantabria, celebrado en Santander entre el 25 y el 29 de noviembre de 2002, presentamos un póster que planteaba la atribución a época visigoda de las fases más antiguas de las necrópolis de Santa María de Hito, Camesa-Rebolledo y Santa María de Retortillo (Iuliobriga). Nos hubiese gustado tener la oportunidad de poner en común con otros investigadores y con el público asistente nuestro punto de vista, pero las intervenciones públicas quedaron reservadas a las ponencias y comunicaciones "por encargo" en las que se presentaban muy pocas novedades y se repetían demasiados tópicos. Nos tuvimos que conformar con malpresentar nuestro póster a unos pocos interesados improvisando una charla en el pasillo y con participar en algunos de los debates. Además, la mala suerte quiso que ni siquiera nos invitasen a incluir nuestro póster en las actas del Encuentro. Un tanto desilusionados, lo dejamos guardado en un cajón y no lo publicamos hasta 2007.

Diez años después las ideas principales de nuestra propuesta siguen siendo válidas y las nuevas evidencias han venido a reforzar nuestros argumentos.

He decidido reeditar la entrada para añadir un documento gráfico de incalculable valor: el poster pasillero y los autores del mismo 10 años más jóvenes... Lo más triste de todo es que si decidiesen hacer un nuevo Encuentro de Historia de Cantabria ahora mismo, estoy seguro de que nos volverían a condenar al pasillo. ¡Lástima!

A la izquierda J.A. Hierro, en el centro el póster, a la derecha E. Gutiérrez




Se puede descargar aquí una versión en PDF del póster:


 Se puede descargar aquí una versión en PDF de la publicación:

 


9 comentarios:

  1. La presentación "pasillesca" de los dos póster (que también estaba el otro mío, cuyo original en Corel he descubierto ayer en el fondo de uno de mis discos duros, por cierto) tuvo su aquél: con tu portátil apoyado en una papelera-cenicero de las de cuándo aquello como soporte para ampliar la información "en tiempo real". Me río yo de cosas montadas con más tiempo y muchíiiiiisimo más dinero. Y con el público completamente entregado, no sé si por lástima, por curiosidad por lo extravagante del asunto o por verdadero interés por el tema. Sólo unos 10, pero entregados.

    En cuanto al debate, digno de mejor causa el empeño del profesor Ramírez Sádaba en negar la existencia de una fase de época visigoda en la necrópolis de Santa María de Retortillo: que no, que no y que no, porque no, porque no y porque no (básicamente). Lo mejor llegó cuando el ponente "filtró" que en las últimas campañas habían salido tumbas con dataciones absolutas del siglo VI y algún material suelto (un pendiente, creo recordar) del anterior.

    Mira que ha llovido desde entonces...

    ResponderEliminar
  2. ja, ja, ja....
    Me va a dar algo

    Esas gafas y el cocodrilo... Dios, no tiene precio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que viendo la foto empiezo a entender por qué pasaron de nosotros y nos trataron como si no participásemos en el Encuentro

      Eliminar
  3. Chan, con pelo a lo Krusty, clavadito a uno de los asquerosos de Pereza....

    ResponderEliminar
  4. Es que vais de sobrados....

    ResponderEliminar
  5. ¿Nosotros? Te equivocas. Arqueólogos más humildes y más dispuestos a que les zumben por todas partes no los hay. De hecho, tenemos el lomo deformado ya de aguantar palos... No te negaré que pueda haber algún poso de arrogancia juvenil en la foto, pero hay que conocer la intrahistoria de nuestra participación para valorarlo en su justa medida. En mi caso, pasé la noche anterior prácticamente en vela y no me sienta nada bien no dormir. Y ver cómo no te hace caso ni dios de la organización y cómo lo que te ha llevado tanto trabajo hacer es arrinconado y ninguneado de malas maneras ayuda bastante al cabreo monumental que gastaba (el asunto de llevar las gafas "indoor" fue un pequeño homenaje a otro arqueólogo ausente del encuentro. Hay otra foto mía con el póster que presenté en solitario y no las llevo puestas. Quizá algún día la cuelgue...). Pero podíamos haber ido perfectamente de sobrados, porque lo que contábamos era cierto y el tiempo nos ha dado la razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo decía con todo de coña, pero también me gusta la explicación.
      ;-)

      Eliminar