3 abr. 2012

Tumbas excavadas en la roca de Valderredible occidental

En el occidente de Valderredible se encuentran algunos de los conjuntos de tumbas excavadas en la roca más importantes de Cantabria. Hunden sus orígenes en algún momento sin precisar entre la época visigoda y la Alta Edad Media y se asientan en afloramientos de arenisca fáciles de tallar, algunos de ellos con un espectacular domino del paisaje valluco. Recojo aquí una breve reseña de las necrópolis más extensas, aunque seguramente volveré a tratar sobre algunas de ellas en próximas entradas.

En el entorno de la iglesia rupestres de Santa María de Valverde se reparten cerca de 40 tumbas, la mayor parte de ellas antropomorfas. Como curiosidad, es la única necrópolis de este tipo en la que se han hallado restos humanos dentro de la tumba. Correspondían a una reutilización tardía de la tumba en cuestión, de los siglos XII-XIII, pero algo es algo... Junto a la entrada de la iglesia rupestre hay además varios sarcófagos.

Tumbas antropomorfas sobre la iglesia rupestre de Santa María de Valverde
Tumbas del sector meridional de Santa María de Valverde, desde la espadaña

El macizo rocoso en el que se alza la iglesia románica de Santa Leocadia (Castrillo de Valdelomar) está horadado por más de 30 tumbas de diferentes morfologías. Las mejor conservadas están al oeste del campanario, que se construyó directamente sobre el espacio que ocupaba la necrópolis.

Iglesia románica de Santa Leocadia, sobre el afloramiento rocoso
Sector occidental de la necrópolis de Santa Leocadia

El altozano en el que se conservan las ruinas de la ermita de Santa María de Peñota (Susilla) hay más de 20 tumbas excavadas en la roca. Algunas están cortadas por los cimientos de la ermita, que están también excavados en el suelo rocoso.

Tumba antropomorfa de Santa María de Peñota
A las afueras de Villamoñico, en una loma colonizada por el bosque bajo y rodeada de campos de cultivo, está la necrópolis de San Miguel, muy camuflada por la vegetación. Se distinguen a duras penas una veintena de tumbas. En la cima de la colina arenosa que está al norte, al otro lado del camino, se conservan los restos de un pequeño castillo. En las inmediaciones del castillo aparecieron tiempo atrás algunas sepulturas.

Algunas de las tumbas que deja ver la vegetación en San Miguel.
Para quien esté interesado en visitar alguna de estas necrópolis, las opciones más sencillas son Santa María de Valverde y Santa Leocadia (Castrillo de Valdelomar), fáciles de encontrar y acostumbradas a recibir a los curiosos.

2 comentarios:

  1. Please excuse me for not writing in Spanish. (I could manage Catalan, if that's better, but I guess not.) This is very interesting to me, as I have studied several sites in Catalonia with tombs very like these--rock-cut, anthropomorphic--but the Catalan examples, I'm thinking l'Esquerda (Roda de Ter, Osona) and Sant Pere de Casserres (Osona) especially, still had their bodies in, as have all the others of the type of which I'm aware. There the graves were initially dated by reference to documents mentioning the church on each site, early 10th century in both cases, and only at two sites has radio-carbon testing been done as far as I know (at l'Esquerda, twenty years after the dig). Those dates came out between the sixth and eighth centuries variously, which surprised many people (of the very few who care...) but may not surprise you! So, I guess I have two questions: firstly, why is it that the Cantabrian tombs are usually empty? and secondly, is there anything by which these ones can be dated? (Prior to the twelfth century--I understand that much...)

    Two Catalan references perhaps useful:
    I. Ollich & S. Raurell, “Tombes de llosa als turons de la Plana de Vic: una població alt-medieval per cristianitzar?” in Acta Historica et Archaeologica Mediaevalia Vol. 10 (Barcelona 1989), pp. 223-250, online at http://www.raco.cat/index.php/ActaHistorica/article/view/193628
    &
    J. Sales, “La necròpolis del Turó del Prat d’Ori: la transició del món antic al món medieval a les terres d’Osona. Campanyia d’excavacions de 2004 a la necròpolis tardoantiga i/o altmedieval del Turó del Prat d’Ori” in Monografies del Montseny Vol. 20 (Viladrau 2005), pp. 167-180

    Sorry if you know all of this already!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el comentario. Te respondo a lo importante y más adelante seguimos tratando el tema.

    1) En Cantabria se han excavado muy pocas tumbas "rock-cut-antropomorphic", la mayor parte de las que se conocen están vaciadas desde hace tiempo. La roca arenisca y la tierra de la zona es ácida y degrada los huesos. Es excepcional que se conserven los restos humanos.
    2) En Cantabria no hay una datación directa de ninguna tumba "rock-cut-antropomorphic" que permita atribuirla a época visigoda o a un momento anterior a los siglos IX-X (datación tradicional), pero hay indicios indirectos. Por ejemplo, en San Pantaleón (La Puente del Valle, Cantabria) hay un conjunto muy grande, similar a los de Cuyacabras y Revenga (Burgos), con una tumba de lajas del siglo VIII (14C cal) y cerámica (en un silo) del siglo VII (TL).

    En otras zonas de España hay objetos de época visigoda encontrados en tumbas "rock-cut-antropomorphic". Para mí no hay duda de que las más antiguas son de los siglos VI-VII, aunque se sigan utilizando hasta momentos más recientes, hasta el siglo XIII en algunos casos.

    Gracias por las referencias de Cataluña.

    ResponderEliminar